10 ideas para ahorrar en el baño

10 ideas para ahorrar en el baño

Cerca de mi casa hay una tienda de decoración especializada sólo en baños. Nunca he entrado a comprar nada aunque a menudo me paro a admirar sus escaparates. Me da la impresión de asomarme a otro universo, un universo donde un wc de diseño es merecedor de ocupar él solito un amplio escaparate, y de hacerlo con el protagonismo que “se merece”: destacado por un potente haz de luz, como si de una obra de arte se tratara. Y a juzgar por el precio de venta al público mucho artista debe de haber participado en su elaboración.

No me tienta la idea de gastarme el dinero en una taza que sirve para lo que sirve. Me preocupa en cambio tirar tanto dinero por el desagüe por no ser más responsable en el uso del papel y del agua en el baño. Así que he hecho una lista de 10 ideas para ahorrar –y no despilfarrar- en el excusado. Que mis vecinos decoradores me perdonen.

1) Dúchate en vez de bañarte. En un baño se pueden ir alegremente 100 litros de agua. Cuando nos duchamos usamos solo unos 30 litros.

2) Instala reductores de caudal de agua en el grifo o en la ducha, ya que permiten ahorrar entre un 18% y un 47%.

3) Aprovecha el agua de la bañerita. Si eres papá o mamá de un niño pequeño a diario llenas una bañerita con agua. ¿Has pensado en reutilizar esa agua? Puedes, por ejemplo, verterla en un cubo y utilizarla para el wc.

4) Aprovecha el agua de la ducha. Quizá sufres la espera diaria de la llegada del agua caliente para ducharte. ¿Por qué no introducir en el plato de la ducha un cubo, donde verter el agua fría mientras esperas que se digne aparecer la caliente? Esa agua puede servir luego perfectamente para lavar platos o suelos.

5) Introduce una botella de agua en el depósito del wc. Puedes instalar un sistema de doble descarga del depósito o, en su defecto, recurrir al socorrido método de llenar una botella de plástico con agua, cerrarla e introducirla en el depósito. Al haber menos espacio disponible cabrá menos líquido y por lo tanto se usará menos al tirar la cadena.

6) Cronometra tu ducha. Utiliza un reloj de arena para la ducha. Te concede 4 minutos para lavarte. Te sorprenderá ver que son suficientes.

7) No dejes correr el agua. Algunos tenemos hábitos muy poco responsables como no cerrar el grifo mientras nos lavamos los dientes, las manos o nos afeitamos. “Es sólo un momentito” no es una excusa válida.

8) El papel de wc es papel de wc. Suena a tautología pero quiere decir que no deberíamos servirnos de él para otros menesteres que no le son propios, como limpiar el espejo empañado o los vidrios de las gafas. Un paño cumplirá estas funciones a las mil maravillas y actuarás de una manera mucho más ecológica.

9) Escoge papel de wc reciclado. En el envase debería aparecer el logo de “ecolabel”. ¿Realmente necesitas papel tintado, con dibujos y 3 capas? Recuerda para qué lo utilizas y dónde va a acabar.

10) No utilices papel de wc. Lo sé: voy un poco lejos con mis recomendaciones. En España se consumen 16 kilos por habitante y año. Al margen de consideraciones sobre el impacto ecológico del gran consumo de papel, no está de más recordar que muchos pueblos se lavan el trasero con agua y no con papel. Quizá los raros vamos a acabar siendo nosotros. Puedes usar el bidet en lugar del papel.

Y para los más atrevidos –y que dispongan de algo de presupuesto- dos ideas bonus:

11) Instálate un inodoro japonés, que lleva el bidet incorporado. Son moneda corriente por esos lares. Es un inodoro con chorro de agua y de aire caliente. Aunque a lo peor lo que ahorramos en papel acabamos despilfarrándolo en agua.

12) Instálate un baño ecológico seco. Se trata de un inodoro que no utiliza agua para la evacuación de orina y excrementos y no se conecta a la red de aguas residuales. Además son muy eficaces biológicamente, ya que aprovechan los residuos humanos. Existen muchos modelos y marcas, con formas y diseños diferentes. Pueden ser, por ejemplo, baños secos composteros o parcialmente composteros, eléctricos o con separador de orina. También pueden ser construidos por uno mismo.

No sé si mis vecinos decoradores cuentan entre su amplio catálogo con estos tipos de inodoros alternativos. Si los veo algún día expuestos en su escaparate, soy capaz de pasar de la admiración a la acción y tal vez me convierta en cliente. Vecindad obliga.

http://blogs.elpais.com/alterconsumismo/2013/07/10-ideas-para-ahorrar-en-el-bano.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s