Apple, Google, Twitter y Microsoft piden más transparencia a la NSA

Apple, Google, Twitter y Microsoft piden más transparencia a la NSA

  • Los grandes de Internet envían una carta al presidente de Estados Unidos

La batalla continúa y esta puede tocar la línea de flotación de los programas de vigilancia de la Administración norteamericana. Las grandes empresas tecnológicas se han sumado hoy a otras compañías y a decenas de grupos de defensa de las libertades civiles a la hora de reclamar mayor transparencia en las actividades de vigilancia del Gobierno de EEUU. La iniciativa se ha concretado a través de una carta dirigida a Barack Obama.

Apple, Google, Facebook, Twitter y Microsoft se suman a más de 50 signatarios de una misiva en la que piden al presidente y al Congreso de EEUU que permitan que las empresas de telefonía, internet y los proveedores de estos servicios que den cuenta con mayor detalle de las solicitudes de la Administración para recabar información, en lo que supone el mayor intento de hacer responsable al poder de su vigilancia electrónica tras las revelaciones hechas públicas por el excontratista de inteligencia Edward Snowden sobre las actividades y recolección de datos de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, siglas en inglés).

Los firmantes de la misiva –que debía de ser entregada ayer por la tarde a la Casa Blanca- reclaman que se les permita informar a sus clientes, con regularidad, del número de peticiones del Gobierno sobre información relativa a los usuarios y el número de individuos, cuentas o aparatos sobre los cuales se pide. El Centro para la Democracia y Tecnología, un grupo con base en Washington, ha sido quien ideó la carta, que rápidamente encontró seguimiento, incluídas asociaciones comerciales, grupos de defensa de la libertad de expresión y otras 20 compañías más. La composición de la coalición –desde empresas tecnológicas a ONG que suelen tener en su punto de mirar a las anteriores- da una idea de la preocupación social que ha generado la exposición de Snowden y los programas de vigilancia secretos de la NSA. Entre los firmantes de la carta sigue habiendo grandes ausencias: las principales empresas de telecomunicaciones que durante décadas se han plegado a las actividades de control y vigilancia del Gobierno de EEUU.

“Durante años", dice la carta, "se ha publicado información básica sobre cómo el gobierno utiliza sus leyes para autorizar una investigación sin que haya habido, aparentemente, ninguna interrupción en las investigaciones penales. Pedimos permiso para que la misma información relacionada con la seguridad nacional se ponga a disposición del público. Esta información acerca de cómo y con qué frecuencia el gobierno está utilizando estas autorizaciones legales es importante para el pueblo estadounidense, que tiene derecho a tener un debate público sobre la idoneidad de dichas autorizaciones y su uso”.

Como resultado de las audiencias tenidas a lo largo de esta semana en el Congreso en referencia a los programas de vigilancia, los representantes Zoe Lofgren (demócrata) y James Sensenbrenner (republicano y patrocinador de la polémica Ley Patriota que permite estos programas) han enviado una carta al fiscal general de Estados Unidos, Eric Holder, y al Director Nacional de Inteligencia, James Clapper, pidiendo que se conceda más laxitud a las compañías a la hora de revelar públicamente las peticiones de vigilancia que se les hace.

Con un tono dramático y poco corriente para un directivo de una gran empresa, el presidente de Microsoft, Steve Ballmer, también ha enviado una misiva a Holder en la que básicamente le dice que “la Constitución está sufriendo” por los programas de vigilancia de la NSA. Ballmer solicita a Holder que persuada a Obama para que explique al público cómo la NSA y otras agencias obtienen y manejan los datos de las compañías tecnológicas que han estado ligadas al programa de control conocido como PRISM y revelado por Snowden.

“Le escribo para pedirle que se involucre personalmente en tener en cuenta el asunto constitucional que ha sido tomado en consideración por Microsoft y otras compañías que han pedido repetidamente compartir de forma pública información más completa sobre cómo manejamos las peticiones de seguridad nacional que atañen a información sobre nuestros clientes”, escribe el directivo de Microsoft. “En mi opinión, la Constitución está sufriendo y debería de ser el propio presidente quien se implique en el asunto para solucionar el tema”.

Carta a Obama

La petición de las organizaciones de derechos civiles, a las que se han adherido las grandes multinacionales del sector de la información (como Apple, Facebook, Google y Twitter), así como fundaciones como Wikipedia, exige a la NSA poder dar más datos a los usuarios acerca de los programas de vigilancia electrónica. En concreto, piden:

» Potestad para revelar cuántas solicitudes de información hace la NSA acerca de sus usuarios.
» Poder decir el número de individuos, cuentas y dispositivos sobre los que se solicita información.
» Permiso para detallar si se pide acceso al contenido de las comunicaciones, o si solo se pide información acerca del usuario.
» Aparte de poder dar esta información sobre sus propias empresas, las compañías quieren que la propia NSA haga un informe periódico señalando cuántas peticiones de información hace y a cuántos individuos afecta.

http://tecnologia.elpais.com/tecnologia/2013/07/18/actualidad/1374136465_006817.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s