El fin de los condones ‘made in Spain’

El fin de los condones ‘made in Spain’

  • Protesta de trabajadores de la fábrica de Tecnilatex en Alcorcón. | Javier Barbancho
  • La empresa de preservativos Control abandona la fabricación en Alcorcón
  • Traslada su producción a Tailandia, como han hecho sus competidores

La fábrica de Tecnilatex, empresa que hace los preservativos Control, dejará de producir en Alcorcón. Se llevan la producción a Tailandia, lo que ha motivado la movilización de los trabajadores de la empresa.

En las últimas semanas, los trabajadores vienen manifestándose para exigir a la empresa que no cierre la compañía y continúe con su producción en España. Víctor Garrido, de la Federación de Industrias Textil-Piel, Químicas y Afines de CCOO, rechazó la postura de la compañía que pretendía un despido colectivo masivo. Junto con el comité de empresa y UGT negocian para que el golpe sea menor.

Tecnilatex producía anualmente 100,8 millones de preservativos, que ahora harán en Tailandia, un mercado mucho más barato. Era la última fábrica de las grandes que producía en España. Durex ya abandonó el mercado español y produce en Asia a precios más competitivos.

"La empresa está dura en la negociación, pero hasta hoy parece que se comprometen a continuar con la producción de espermicidas y retardantes", según explicó uno de los empleados que se sienta a la mesa en la que se decide el futuro de los trabajadores. La compañía, según CCOO, alega "causas productivas y organizativas" para despedir a los trabajadores.

Tecnilatex pertenece a Artsana Group, S.A., que tiene ocho unidades de negocio, 21 filiales y más de 100 distribuidores alrededor de todo el mundo. Tiene una plantilla en todo el mundo de 7.400 personas y más de 50.000 productos para marcas como Control, Chicco, Prenatal y Lycia entre otros.

Los sindicatos creen que este despido colectivo es excesivo y CCOO afirma que podría ser una preparación para el cierre total.

Decisiones corporativas

Víctor Garrido, de CCOO, dijo a este periódico que "nos encontramos ante un despido típico de las grandes multinacionales, debido a las causas por las que se plantea el expediente. Son decisiones corporativas que se toman a miles de kilómetros de distancia y en las que sólo se tienen en cuenta los números, para poder comprar más barato a países de Asia y así abaratar costes y ganar más dinero".

Una vez que se ha asumido la situación, los sindicatos se esfuerzan en reducir el número de despidos al máximo y lograr la mayor indemnización posible para los trabajadores.

Está previsto que la negociación termine el 24 de julio y si las cosas siguen como hasta ahora en Alcorcón, además de producirse materiales más específicos, se mantendrá la distribución y el empaquetado.

Fuentes de la empresa indicaron que Tecnilatex tiene previsto llevar a cabo "una reorganización de su estrategia productiva para lograr una mayor masa crítica, optimizar los costes de producción y apostar por la innovación".

La empresa justifica su reducción de empleo en que desde 2004 hasta 2012 "la producción de preservativos en la fábrica de Tecnilatex de Alcorcón se ha reducido un 37,4%, con un descenso de su facturación del 12,8%".

"Esta tendencia decreciente se debe –añaden– a la evolución que ha sufrido el negocio de los preservativos a escala global, dominado por grandes compañías que logran una masa crítica de producción muy elevada con costes muy reducidos, y por tanto son capaces de generar economías de escala e importantes sinergias".

La mayor parte de la competencia se ha ido a fabricar a Asia. La llegada de marcas blancas, que vienen también de ese mercado, ha provocado una competencia aún mayor.

Condiciones de negocio

Fuentes de Tecnilatex indicaron que esa situación ha obligado "a hacer frente a unas condiciones de negocio muy exigentes, agravadas por la situación de crisis económica de los países del Sur de Europa –principales mercados para su negocio–, donde se ha producido un descenso de demanda y precio".

La empresa asegura que ha realizado un proceso de automatización y mejora, "pero la caída continuada de volumen de producción ha impedido a la compañía generar economías de escala y sinergias, tanto en los costes directos como en los indirectos y de estructura".

El nuevo modelo con el que se plantean continuar trabajando en España "conllevará la disminución del volumen de actividad de la planta, siendo necesario realizar un ajuste de la plantilla que afectará en torno a 50 puestos".

El Ayuntamiento de Alcorcón tiene previsto mantener reuniones con la empresa y el comité para intentar evitar el cierre y "mostrar nuestro apoyo a los trabajadores, como siempre hacemos en estos casos". "La prioridad del Ayuntamiento de Alcorcón es el empleo", según dijo un portavoz municipal.

"Desde el Gobierno municipal intentamos hacer de mediador en estos conflictos para mantener los puestos de trabajo, principal prioridad del Gobierno de la ciudad", añadieron.

http://www.elmundo.es/elmundo/2013/07/06/madrid/1373109918.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s