La novia bailarina a la que Snowden dejó plantada por el espionaje

La novia bailarina a la que Snowden dejó plantada por el espionaje

Se llama Lindsay Mills, tiene 28 años, y es el último personaje en subirse al carro del escándalo de ciberespionaje que la semana pasada saltó en EEUU. Es la ex novia, y casi esposa, del ex agente de la CIA Edward Snowden.

Amigos de la familia han relatado al ‘Daily Mail’ que Snowden quería pasar toda la vida junto a esta impresionante mujer, pero que, finalmente, ha tirado todo por la borda para dejar al descubierto al Gobierno de EEUU.

Este lunes, la que parece ser una bailarina de striptease por las imágenes que ha publicado, describía en su blog ‘lsjourney.com‘ la angustia y tristeza que ha sentido tras enterarse de que el que iba a ser su marido es realmente un ‘espía’ que ha filtrado cómo la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) utiliza los servidores de grandes empresas (Google, Facebook, Verizon…) para espiar.

Edward Snowden hizo las maletas el pasado 20 de mayo y se despidió de su novia con una vaga excusa. Pidió baja temporal en su último trabajo, –para la contrata del Ministerio de Defensa Booz Allen Hamilton, alegando la necesidad de someterse a un tratamiento contra los ataques de epilepsia.

Ahora, Lindsay ha descubierto que su ‘amor’ huyó para revelar uno de los secretos mejor guardados de su país. "Mi mundo se ha abierto y cerrado al mismo tiempo", declara en el blog.

"Mientras escribo esto en mi teclado caen lágrimas, mientras estoy reflexionando sobre todas las caras que han adornado mi camino. Los que se reían. A los que yo he mantenido. A quien he llegado a amar. Y a los que nunca llegué a decir adiós. Pero a veces la vida no constituye una garantía de despedidas adecuadas", afirma.

Lindsay también da detalles de cómo era su relación. Dos personas completamente diferentes. Ella, una persona extrovertida a la que le gusta pasear desnuda siempre que puede, que da clases de circo y que se rodea de bohemios excéntricos. Él, un ‘friki’ de las computadoras, tímido, que pasa los domingos viendo el fútbol.

Admite que en los últimos meses antes de que huyera a Hong Kong su relación pasaba por altibajos que ella intentó superar. Cambios de casa, de Estado, que les llevaron a una crisis de pareja que en las últimas semanas habían conseguido superar hasta que Snowden se marcha contándole una mentira.

Él nunca le dijo adónde iba o lo que estaba haciendo -sólo que él tenía que irse por unas semanas-. En la actualidad Snowden se encuentra en paradero desconocido, después de que huyera del hotel de Hong Kong donde se refugiaba.

El programa de noticias de televisión ‘Inside Edition’, por su parte, afirma haber seguido a Mills hasta Hawaii, donde ella forma parte de un grupo de acróbatas y donde vive en la que fuera casa del ex agente de la CIA. Según el programa, agentes federales ya han interrogado a Lindsay pese a que Snowden ha negado que ella tuviera algo que ver en las filtraciones.

http://www.elmundo.es/america/2013/06/11/estados_unidos/1370948569.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s